ANTES DE LAS PRECUELAS (Y III): TRILOGÍA DE LA ACADEMIA JEDI

Para algunos lo que también podría haber sido el Episodio VII
Corría la primera mitad de los años 90, las ediciones especiales aún no se habían estrenado en los cines. Pero lo que estaba claro era que Star Wars ya había recuperado su condición de icono de la cultura popular moderna y que había vuelto para quedarse.
Tras el éxito de la Trilogía de la Nueva República (cuya reseña puedes leer aquí), en 1994 el escritor Kevin J. Anderson inició la primera de sus numerosas incursiones en el universo Star Wars con su trilogía de la Academia Jedi, formada por los títulos: La Búsqueda del Jedi, El Discípulo de la Fuerza Oscura y Campeones de la Fuerza.
Portadas de la Trilogía de la Academia Jedi en su edición española publicadas por Martínez Roca.
Argumento: Han pasado 7 años tras la Batalla de Endor y la Nueva República ha logrado vencer tanto a la amenaza del Gran Almirante Thrawn como al clon del Emperador Palpatine y sus Devastadores de Mundos, mermando aún más a la ya deteriorada Flota Imperial. Mientras el Gobierno de la antaño Alianza Rebede trata de establecer su control definitivo en la galaxia, Luke Skywalker emprende la misión de fundar un centro de adiestramiento en la antigua base rebelde de Yavin 4, y reclutar adeptos a la Fuerza para instruirlos en los caminos de los Jedi. Pero entre los muros de la recién creada Academia Jedi se esconde un peligro mucho mayor de lo que Luke jamás se habría atrevido a soñar y que provocará que uno de sus estudiantes más poderosos caiga bajo el influjo del Lado Oscuro con consecuencias desastrosas para la galaxia. Por otra parte, la Almirante Daala ha tomado el control de lo que queda de la Flota Imperial y movida por la venganza tratará de ajustar cuentas con la Nueva República a cualquier precio. Todo esto desembocará en un enfrentamiento final de nuestros héroes contra el impresionante prototipo de la Estrella de la Muerte, a la vez que la nueva generación de Caballeros Jedi será puesta a prueba en lo que supondrá su bautismo de fuego.
La Base Rebelde de Yavin 4 en la primera  Star Wars  se sitúa en un antiguo templo Massassi. Éste será el lugar escogido por Luke para fundar su Academia Jedi. 
Antes de entrar en materia me gustaría hacer un pequeño inciso ya que en la época en
que se publicaron estas novelas mucha gente no sabía situar esta historia
dentro de la cronología de los libros (hay que tener en cuenta que aunque
internet ya era accesible al público, no estaba tan extendido como ahora).
¿Quién era ese Clon del Emperador al que se mencionaba en la sinopsis de La Búsqueda del Jedi? ¿Devastadores
de Mundos? ¿Luke se había pasado al Lado Oscuro para volver después al
Lado Luminoso? ¿Han y Leia habían tenido un tercer hijo al que llamaron Anakin?
¿Se habían saltado los editores algo? ¿En qué libros se contaba eso?
En
ninguno. Para hallar la explicación a lo que había pasado entre la Trilogía de
la Nueva República y la Trilogía de la Academia Jedi, había que recurrir al
cómic. Concretamente a la trilogía de Imperio Oscuro.
Ilustración de Dave Dorman para el volumen recopilatorio de Imperio Oscuro I
Esta serie de cómics (escrita por Tom Veitch y dibujada por Cam Kennedy) se sitúa 6 años después del Retorno del Jedi y se desarrolló prácticamente a la par que Timothy Zahn escribía su novela de Heredero del Imperio; por lo que los autores tuvieron que ponerse de acuerdo en no chafarse el uno al otro a la hora de contar la historia (de hecho Imperio Oscuro iba a ser la primera continuación oficial de la saga, pero ante la negativa de Zahn a modificar su relato Lucasfilms optó por colocar el cómic cronológicamente un año después para evitar problemas de continuidad).
Su argumento se resume en el regreso de Palpatine en el cuerpo de un clon, de cómo estuvo a punto de retomar el poder en la galaxia y del paso de Luke Skywalker al Lado Oscuro ocupando el puesto de su padre, con el convencimiento de que podría derrotar al Emperador en su propio terreno.

No voy a extenderme más sobre esto, puesto que sería más apropiado para un post aparte y tan sólo pretendo situar el contexto en el que se inicia la trilogía de la Academia Jedi. Pero sí que quisiera dejar una recomendación para el que esté interesado en comprarse este cómic: si tenéis la ocasión, comprad la edición antigua de Norma Editorial. Estos números traían unos apéndices en sus páginas finales a modo de epílogo tras lo visto en cada capítulo, que profundizaban en las filosofías Sith y Jedi a la vez que explicaban cosas muy interesantes acerca del mundillo de los contrabandistas y cazarrecompensas y también de cómo el Imperio volvió a ganarle terreno a la Nueva República hasta volver a tener bajo sus dominios a una gran parte de la galaxia.
Portada del número 1 de Imperio Oscuro en su primera edición española publicada por Norma Editorial
En caso de que os sea imposible, siempre podéis recurrir al tomo recopilatorio publicado por Planeta DeAgostini. Este tomo no incluye los apéndices que sí estaban en los números originales pero contienen la trilogía completa, es decir, Imperio Oscuro II y El Fin del Imperio.

Tomo recopilatorio de la Trilogía de Imperio Oscuro publicado  por Planeta DeAgostini. No contiene algunas cosas de los números originales (se echan en falta las geniales portadas de Dave Dorman) pero queda muy bien en la estantería  colocado entre las dos trilogías literarias en las que se sitúa cronológicamente.
Luke enseñando un par de trucos baratos a sus alumnos
Retomando el asunto del post… en cuanto a la Trilogía de la Academia Jedi, hay que decir que estas novelas también supusieron un antes y un después en la historia de Star Wars ya que todo lo que vendría en el futuro ya estaría más o menos marcado por lo ocurrido en estos libros.
En la práctica totalidad
de novelas posteriores siempre se hace referencia a la Academia de estudiantes
Jedi dirigida por Luke Skywalker, algunos de los cuales tienen un papel
destacado y que han pasado a formar parte del elenco de personajes del Universo
Expandido. Muchos se han ganado el respeto de los fans. 
El más famoso sin duda
sería Kyp Durron, cuya afinidad en la Fuerza casi rivaliza con la de Luke
Skywalker:
Aunque tiene un aspecto un tanto desaliñado, Kyp Durron llega a ser el segundo Jedi más poderoso de la galaxia,  hasta que en la saga de la Nueva Orden Jedi los gemelos  Jacen y Jaina Solo le toman el relevo.
Al igual que Mara Jade, este personaje adquirió la suficiente popularidad como para protagonizar su propia serie de cómics bajo el título Academia Jedi: Leviatán.
Los primeros estudiantes de Luke enfrentándose a su primera aventura en solitario sin la guía de su Maestro Jedi. Portadas de la primera edición publicada por Planeta DeAgostini.
Como con otros cómics de los 90, ésta y otras historias se recopilaron hace
poco en un único tomo:
A pesar del título, lo único que contiene este tomo acerca de la Academia Jedi es el cómic original mencionado arriba. Los números de Unión y Chewbacca incluídos en la recopilación apenas tienen nada que ver con la serie a pesar de que la Academia Jedi pueda aparecer de refilón junto con alguno de los personajes de la trilogía.
Por otro lado, si en el grupo de los buenos el más destacado es el Jedi Kyp Durron, en el lado de los malos tendríamos que resaltar al Lord del Sith Exar Kun.
¿Creíais que el sable láser doble de Darth Maul era invento original de George Lucas?
Creado
como uno de los villanos principales para esta trilogía, Kevin J. Anderson supo
dotarle de un trasfondo muy interesante. Se trataba de un Lord del Sith que
vivió 4000 años antes de la Batalla de Yavin y cuyas técnicas del Lado Oscuro
le permitieron vencer a la muerte dejando su espíritu atrapado entre los muros
del Templo Massassi durante la Guerra Sith. Una manera bastante directa por
parte del autor para remitirnos a la saga de comics Relatos de los Jedi, en
cuyas páginas podíamos enterarnos sobre los orígenes de este personaje y de
cómo se convirtió en el que se considera uno de los Siths más poderosos de la historia.
La saga de  Relatos de los Jedi se sitúa miles de años antes de Star Wars Episodio IV pero los acontecimientos que se desarrollan en esta serie tienen una gran trascendencia en las novelas de la Academia Jedi formando una especie de megacrossover interno.
A pesar de tan sólo poseer su forma
espectral, Exar Kun es una de las mayores amenazas a las que se ha tenido que
enfrentar Luke Skywalker. Manipulando las debilidades y los deseos de los
estudiantes Jedi, el Sith logra que el más poderoso de ellos caiga bajo su
influjo y dé rienda suelta a su ira y sus ansias de venganza.
Bajo la influencia de Exar Kun y tras dejar en coma a Luke, un joven Kyp Durron se hace con el control del Triturador de Soles, un arma imperial capaz de hacer estallar sistemas estelares enteros. Sin ninguna piedad, Kyp no dudará en utilizarlo contra los principales planetas del Imperio aunque el número de vidas inocentes que se lleve por delante se cuente por millones.
En una lucha contrarreloj, la nueva generación de Caballeros Jedi tendrá que enfrentarse al poder del Lado Oscuro para liberar a Kyp Durron e impedir que acabe cometiendo una masacre en la galaxia. Pero ¿serán capaces de vencer al espíritu de Exar Kun sin la guía de Luke Skywalker?
Otro de los villanos que se nos presentan en esta trilogía, esta vez por parte del Imperio, es la Almirante Daala. A pesar de ser una mujer y de la férrea jerarquía militar imperial predominantemente masculina, Daala consiguió hacerse con un alto puesto en la flota del Imperio. Habiendo estado relegada a la vigilancia y supervisión de unas importantes instalaciones imperiales cerca de Kessel y tras pasar varios años incomunicados con el resto de la galaxia, al enterarse de que el Imperio perdió la guerra contra la Alianza Rebelde, Daala utilizará todos los recursos a su alcance para asestar el mayor daño posible al gobierno de la Nueva República.
Fría, calculadora y con un toque de crueldad y sadismo… lo cierto es que intenta ser un relevo del Gran Almirante Thrawn pero en ningún momento llega al nivel de éste ya que carece de su mente analítica, su intuición, y sobretodo de su liderazgo. En mi opinión aquí se invierten las tornas respecto a la trilogía de la Nueva República; en esta historia el Sith resulta ser la amenaza más importante mientras que el comandante imperial se limita a cumplir su función en su lucha contra los rebeldes. Además, ambos hilos argumentales no guardan ninguna relación entre sí.
Las malas lenguas dicen que se lo montaba con Tarkin y que por eso logró el rango de almirante. Envidiosos…
Además de poseer una flota de varios Destructores Estelares, las instalaciones imperiales secretas guardan dos de las armas con las que Daala cuenta para su enfrentamiento contra la Nueva República: el ya mencionado Triturador de Soles y el prototipo de la Estrella de la Muerte al cual habrán de enfrentarse Han, Lando, Luke y Mara Jade a bordo del Halcón Milenario junto con la ayuda de nuevos aliados, en el clímax final de la última novela de la trilogía: Campeones de la Fuerza.
Un apunte respecto a esto; durante un tiempo se consideró que la Estrella de la Muerte a medio construir vista al final del Episodio III: La Venganza de los Sith era en realidad el prototipo de la trilogía de la Academia Jedi. En los comentarios del DVD George Lucas deja bien claro que la Estrella de la Muerte que vemos en esa escena es la original.
Se parecen pero no son la misma.
Como decía al principio del post, el éxito de estas novelas fue tal que a partir de ellas, la mayoría de los libros que se publicaron después se situaron cronológicamente tras los hechos narrados en esta trilogía, y muchas veces la Academia Jedi jugaba un papel fundamental. Entre esos libros los más destacados serían:
En la Espada Oscura, Kevin J. Anderson retoma sus personajes en esta novela plagada de acción
en la que los Caballeros Jedi deberán defenderse del ataque del Imperio a su
hogar en Yavin 4 
La serie Junior Jedi Knights, inédita en España, narra las aventuras de Anakin Solo durante su entrenamiento Jedi en las junglas de Yavin.
Las serie de los Jóvenes Jedi, donde se inicia el entrenamiento de los gemelos Jacen y Jaina Solo a la vez que se nos presentan nuevos personajes que tendrán una gran trascendencia en la saga de la Nueva Orden Jedi.  A pesar de ser libros juveniles sucedían cosas a mi juicio bastante fuertes en comparación con otras novelas dirigidas al mismo público (como la saga de Aprendiz Jedi que cuenta la juventud de Obi-Wan Kenobi). No quiero spoilear, pero os recomiendo que les echéis un vistazo si tenéis la oportunidad (teniendo en cuenta siempre que son novelas juveniles lo que implica que en más de una ocasión tendrás que hacer la vista gorda en algunas situaciones si ya tienes una cierta edad). Lamentablemente en España sólo publicaron los 5 primeros  volúmenes dejando incompleto el primer arco argumental. 
Good Job. Love, Editorial Martínez Roca.  
Muchos tuvimos que recurrir al mercado de importación para poder saber como acababa al menos el arco argumental de la Academia de la Sombra (una escuela para Jedis Oscuros dirigida por Brakiss, un antiguo estudiante de Luke que resultó ser un espía imperial). Portada del número 6  de los Jóvenes Jedi en su edición inglesa, inédita en España.
Resto de volúmenes inéditos hasta completar los 14 que conforman esta saga de novelas juveniles.
Al igual que muchos cómics, algunas novelas fueron recopiladas en tomos. En estos tres se reúnen toda la saga de los Jóvenes Jedi separadas según sus arcos argumentales. Después todo esto desembocaría en la Guerra contra los Yuuzhan Vong.
Yo, Jedi… también inédito en España, trata sobre el entrenamiento de Corran Horn, uno de los personajes principales de la serie de novelas X-Wing. Durante un tiempo, este libro se convirtió en una base de datos para posteriores autores de Star Wars, hasta que llegaron el Behind The Magic y las enciclopedias de vehículos, personajes, etc. Además también se ocupa de llenar los vacíos en algunas de las tramas que se quedaban un poco cojas en la Trilogía de la Academia Jedi, por lo que aunque en realidad se trata de un complemento a esta serie, su lectura resulta casi obligatoria.

Otro de los logros de la Academia Jedi fue traspasar la frontera literaria para poder adentrarnos en ella ya fuera en la piel del mercenario Jedi Kyle Katarn, o como el estudiante de la Fuerza Jaden Korr en los videojuegos Jedi Knight II: Jedi Outcast y su expansión Jedi Academy:
Jedi Outcast… un juego impresionante en su momento. Uno de mis niveles favoritos era el que luchabas codo con codo junto a Luke Skywalker contra un puñado de Jedis Oscuros. Kyle Katarn era uno de los mayores badass del universo Star Wars. 
La verdad es que este juego también era una gozada pero ya se había perdido la capacidad de sorpresa que tuvo el anterior. Además por mucho que pudiéramos personalizarnos el personaje de Jaden Korr a nuestro gusto, no era lo mismo que llevar a Kyle Katarn al que ya conocíamos de cuatro juegos anteriores (Dark Forces, Dark Forces II: Jedi Knight, Jedi Knight: Misteries of the Sith y Jedi Knight II: Jedi Outcast)
Ambos juegos nos permitían explorar tanto el interior del Templo Jedi como sus alrededores.
Y respecto a Jaden Korr, a falta de un Jedi Knight III, los fans tuvieron que conformarse con la publicación de un par de novelas basadas en este personaje, otorgándole ya un aspecto que, por el momento, puede considerarse oficial:
Riptide. Novela inédita en España que cuenta las aventuras de Jaden Korr  (humano) tras lo sucedido en los eventos del videojuego Jedi Academy.
En los cómics de Invasión (que complementan a la saga de novelas de la Nueva Orden Jedi), los Caballeros Jedi liderados por Luke Skywalker tendrán que enfrentarse a unos alienígenas procedentes de otra galaxia con ganas de dar mucha guerra. El protagonista principal de esta serie, Finn Galfidrian ingresará en la Academia para iniciar su adiestramiento en los caminos de la Fuerza:
Portada del número 1 de Invasión edición española, publicado por PlanetaDeAgostini.

Finn Galfidrian entrenando con los gemelos Jacen y Jaina Solo en el Templo Jedi. Muchos personajes de la trilogía, tales como Kyp Durron, tendrán más de un cameo en esta serie.
Un vistazo al interior del Gran Templo Masassi de Yavin 4. Luke Skywalker lo rebautizó como Praxeum.
Al igual que las novelas de Sombras del Imperio, la Tregua de Bakura o la Trilogía de la Nueva República, la Academia Jedi tuvo su propia guía para el antiguo juego de rol 6d que por supuesto, como en los casos de los anteriores, nunca se publicó en España:
Portada de la guía de la Academia Jedi para el juego de rol.
Como ya os he comentado estos libros tuvieron un gran éxito, pero tampoco estuvieron exentos de cierta polémica debido a algunas situaciones un tanto incoherentes (por ejemplo y por decir una de las más suaves: esas partidas de sabacc con Han y Lando apostándose el Halcon Milenario, no dos sino hasta tres veces, resultaban un poco forzadas y ridículas…) y sobretodo que el listón que había dejado Timothy Zahn estaba demasiado alto. 
Aun así, Kevin J. Anderson nos brindó una aventura de SW muy digna y dejó establecidas las bases que muchos otros autores siguieron después, llegando incluso en algunas ocasiones, a ser meros sucedáneos y repeticiones de lo visto en estos libros (cuantas veces habrán intentado secuestrar a los hijos de Han y Leia…). Además para otros personajes también significó una evolución lógica como en el caso de Luke, Leia o Mara Jade. Sin mencionar algunos momentos bastante memorables (Ackbar sin ir más lejos nos da una idea muy clara del porqué es el Comandante Supremo del ejército de la Nueva República o el discurso de Leia a los estudiantes Jedi cuando están a punto de tirar la toalla ante el desafío que les supone enfrentarse a Exar Kun). También se agradecía la mención a los hechos de otras novelas anteriores como la Tregua de Bakura o el Cortejo de la Princesa Leia, lo que ayudaba a mantener una cohesión y una continuidad interna dentro de la  saga.
Resumiendo, se trata de unas novelas más que recomendables a pesar de que sea necesario hacer alguna concesión en beneficio de la historia, pero que reúnen muchos elementos que hicieron grande a la trilogía original. Aparte de que vale la pena ver a Luke ejerciendo de Maestro Jedi, transmitiendo lo aprendido como le pidió Yoda en su lecho de muerte y estableciendo las enseñanzas para las nuevas generaciones de Caballeros Jedi. 
Antes de que hubiesen padawans, midiclorianos, templos en Coruscant o votos de celibato y castidad para los Jedi, esto era lo que teníamos entonces. En 1994 esto era Star Wars.
Quizá algo de esto sí lo veamos en el Episodio VII.  Con J.J. nunca se sabe.
Que la Fuerza os acompañe a todos… siempre.

4 Comments

  1. Que grande. Me ha encantado el diagrama del templo Jedi. Aún recuerdo las noches leyendo las aventuras de estos Jedi tan peculiares durante mi entrenamiento como Fan Verdadero. Si, esos libros eran tuyos, y los custodiaba y saboreaba a cada momento.

  2. Recuerdo cuando me leí La Búsqueda del Jedi hace la tira de años y que se me hizo un poco pesado en algunos momentos. El Discípulo de la Fuerza Oscura mejoraba pero lo mejor fue su final, apoteósico. Tanto que Campeones de la Fuerza me lo leí en una sola noche.
    Lo lamento por el que no pudo o no supo disfrutarla, pero mal que le pese a algunos esta trilogía marcó una época en la saga.

Desde este Blog se han detectado transmisiones de Real Fans de Star Wars. Recuerda ser respetuoso y no escribir spoilers. Que la Fuerza te Acompañe.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.