Star Wars Rebels 3×21 & 3×22 “Zero Hour”

La tercera temporada de Star Wars Rebels ha llegado a su fin con un capítulo doble lleno de acción, sacrificio y alguna sorpresa, aunque algo más irregular que en las anteriores despedidas de temporada. Adéntrate a nuestra reseña de “Zero Hour”

RESUMEN

El capítulo comienza con Thrawn llegando a la base imperial de Lothal escoltado por un par de Deathtroopers, donde le esperan la Gobernadora Pryce y el Almirante Konstantine. Estos se reúnen en un despacho para mantener el mayor secretismo posible sobre lo que van a hablar, pero Kallus consiguió infiltrar un droide ratón por unos conductos para escuchar su conversación.

Es en este momento cuando se conecta el Gran Moff Tarkin por Holollamada y Thrawn le explica que el Escuadrón Fenix se está preparando para asestar un gran golpe contra el Imperio en sus instalaciones en Lothal de fabricación de TIE Defenders, y que el General Dodonna se está movilizando para darles ayuda. Conociendo esto, Tarkin le ordena a Thrawn que acabe de encontrar la localización de la base rebelde y que capture a sus líderes, cosa que el Chiss acepta.

Ya en la base rebelde de Atollon, Ezra le está agradeciendo a Kanan todo lo que ha hecho por él tanto por su entrenamiento como jedi como por hacerle ser mejor persona, hasta que Hera corta la conversación para pedirles ayuda en la inminente llegada del General Dodonna y el comando massassi, que les ayudará en la misión. Es en ese momento, en que en la órbita de Atollon, el Comandante Sato a borde del portanaves presencia la llegada del convoy de Dodonna.

Volviendo a Lothal, Kallus se dirige a la que antiguamente había sido la morada de Ezra para desde ahí mandar el aviso a los rebeldes de que Thrawn conocía de sus planes, pero antes de que podría mandar el mensaje al completo, Thrawn llega y consigue detenerle, pero no pudo evitar que Kallus mandará el mensaje inacabado. Entonces, comparando la trayectoria de la flota del General Dodonna y la trayectoria de la transmisión de Kallus, averigua que Atollon es el planeta donde se encuentra la base rebelde.

De vuelta en Atollon, los rebeldes escuchan el mensaje de Kallus pero se dan cuenta de que algo va mal, y es entonces cuando el Imperio llega y Hera ordena evacuar la base. Cuando la flota de Dodonna pretende escapar a través del hiperespacio son sacados de él ya que el Imperio se ha traído un Destructor Estelar clase Interdictor. Tras una charla previa al enfrentamiento con Thrawn, Hera y el resto de líderes preparan su estrategia para intentar escapar y manda a Ezra y Kanan que intenten escapar para pedir ayuda, cosa a la que Kanan se niega ya que antes debe ir avisar y pedir ayuda al Bendu, con lo que Ezra se va solo a la misión.

Ya en el espacio, la lucha comienza con los escuadrones de Ala-A y Ala-Y, el Espíritu y la nave de Maul, que Ezra se llevo del capítulo anterior, enfrentándose a los TIE Fighter y los Destructores Estelares. Viendo que están siendo masacrados, el Comandante Sato ordena a la tripulación de su nave insignia que evacue para quedarse él y un par de soldados voluntarios en el sacrificio que va a realizar destruyendo el Interdictor chocandose contra él. Gracias a esto, Ezra consigue escapar saltando al hiperespacio, con la esperanza de encontrar ayuda. Tras esto, las debilitadas fuerzas rebeldes deciden volver al planeta para preparar la defensa.

Mientras ocurre esto, Kanan está intentando convencer a Bendu de que les ayude, pero este se niega ya que argumenta que él pertenece al medio, y que no ayudará ni a un bando ni al otro. Finalmente, Kanan llama cobarde al Bendu y este se enoja, desapareciendo en el cielo y creando una enorme tormenta eléctrica.

Volviendo con Ezra, este contacta con Mon Mothma para pedirla ayuda, pero esta lamentablemente no puede ofrecérsela ya que se arriesgaría a perder todo lo que han construido, así que finalmente Ezra decide ir a pedir ayuda a Sabine y los mandalorianos.

En Atollon, los rebeldes se están preparando para el bombardeo imperial activando el escudo que se llevaron de Geonosis. Mientras, Kanan está volviendo a la base y es entonces cuando el bombardeo comienza. Cuando están a punto de destruir el escudo, Thrawn ordena que paren ya que han tenido suficiente, y prepara una comitiva hacia el planeta.

En Krownest, Ezra intenta convencer a Sabine y su familia que les ayude en su lucha contra Thrawn, pero son reticentes ya que están en ese momento en una guerra civil contra el clan Saxon, pero finalmente Sabine y Fenn Rau junto a un pequeño grupo de mandalorianos deciden ir con él.

Para defender del ataque terrestre, Rex y Zeb colocan unas minas para destruir los AT-DP, pero cuando Thrawn manda a los AT-AT, estas no tienen ningún efecto contra los enormes andadores imperiales. Es entonces cuando llegan varios Ala-A con Wedge y Hobbie entre ellos para atacar a la ofensiva imperial, a la vez que aparece Kanan por la retaguardia, segando las patas de un AT-AT con su sable de luz. Viendo lo que se les avecina, deciden meterse por los túneles de las arañas para regresar a la base, aunque por el camino se enfrentarán a los soldados de asalta, Deathtroopers incluidos.

De vuelta a la batalla espacial, en ese momento llega Ezra con las naves mandalorianas y se preparan para inutilizar el segundo Interdictor. En la base, finalmente el escudo es totalmente destruido y Thrawn y los Deathtroopers rodean al grupo de rebeldes, pero cuando están al borde de la derrota, una negra tormenta con rayos llega empezando a atacar a todo el mundo, Bendu ha llegado.

Ezra junto a los mandalorianos, atacan a pie el exterior del Interdictor para inutilizarlo, cosa que finalmente consiguen dejando así a los rebeldes vía libre para escapar. En el planeta, el resto del grupo consigue escapar en el Espíritu, y a pesar del poder del Bendu, Thrawn consigue derribarlo ordenando a sus hombres que disparen al centro de la tormenta.

En el Quimera, Kallus consigue escapar cuando está siendo escoltado por dos stormtroopers en una cápsula de escape que es recogida por el Espíritu. Tras esto, finalmente, escapan a través del hiperespacio. En tierra, un malherido Bendu le dice a Thrawn que ha visto su futuro, que será derrotado, a lo que Thrawn le dispara pero para su sorpresa ha desaparecido dejando solo en el aire una risa.

Todo acaba con un paseo de Kanan por el Espíritu, en el que ve como Sabine y Hera junto a Zeb están hablando con la madre de Sabine, a lo que Sabine pide a Hera que les devuelva el favor, a Kallus dándole las gracias por dejarle unirse a la rebelión, a AP-5, Chopper y Rex discutiendo sobre cuantos saltos hiperespaciales deben dar para que no les sigan el rastro hasta Yavin, y finalmente, se une a Ezra el cual está devastado por todo lo que han perdido, pero Kanan le anima diciendo que habrá un futuro para ellos donde serán libres si luchar para que suceda.

CURIOSIDADES

Conectando la galaxia musicalmente:

Cada vez que aparecen los Death Troopers, suenan unos acordes muy semejantes a los de la BSO de Rogue One: Una Historia de Star Wars.

Cuando aparece la base rebelde de Atolón, comienza a sonar la melodía de presentación de Luke Skywalker en el Episodio IV cuando vemos por primera vez la granja de los Lars.

La vuelta de un viejo conocido:

El General Jan Dodonna vuelve a aparecer en Star Wars. Tras el Episodio IV y Rogue One (y sí, el breve cameo que realizó en el episodio “Secret Cargo”), este personaje vuelve otra vez para dirigir las tropas rebeldes, esta vez interpretado por el actor Michael Bell.

Thrawn el estratega militar:

Durante la batalla espacial Thrawn dirige a sus efectivos militares desde el Destructor Estelar Quimera, tal como hacía en la trilogía de Heredero del Imperio perteneciente al Universo Leyendas.

Wedge Antilles y Hobbie Klivian, pre-Rogue Squadron:

Wedge y Hobbie pilotan sus cazas alas A en plena batalla. Un preludio a su época como futuros miembros del Escuadrón Rogue en el Imperio Contraataca.

El Bendu desatado:

Guiño a Leyendas: incitado por Kanan, el Bendu empieza a desatar una Tormenta de Fuerza sobre todas las fuerzas rebeldes e imperiales y que recuerdan a las que provocaba el Emperador Palpatine en los cómics de Imperio Oscuro.

Deathtroopers:

Las tropas de élite vistas en Rogue One, hacen su primera aparición en la serie como la guardia personal del Gran Almirante Thrawn. Recordar que estas tropas no era solo para Krennic, sino que son unas tropas entrenadas para los más altos mandos del Imperio.

El sacrificio del Comandante Sato:

El sacrificio del Comandante Sato haciendo chocar su nave insignia con el Interdictor, dando fin a su vida y a la del Almirante Konstantine, recuerda bastante a la escena de la corbeta Hammerhead de Rogue One.

¿Zeb o Baze?:

Otra escena que hace referencia a Rogue One, es en la que Zeb dispara con un lanzacohetes a un AT-DP, muy al estilo de Baze Malbus en la Batalla de Scarif a un AT-ACT.

Yavin IV:

Al final del capítulo nos enteramos que el grupo de rebeldes protagonistas se establecerán en la base rebelde de Yavin IV, con lo que cada vez estamos más cerca del posible final de la serie.

OPINIÓN

Lo Bueno: La música y la batalla espacial de este episodio son increíbles. El sacrificio del Comandante Sato, a pesar de no ser un personaje tan querido como los protagonistas, se siente y está muy bien llevado. La aparición de Dodonna como lazo de unión de estos rebeldes con los de Yavin IV pensando en la temporada que viene me parece muy acertado. Como nos tenía acostumbrado Thrawn en Leyendas, aquí le vemos comando la batalla como solo él sabe hacerlo.

Lo Malo: A pesar de todo lo que prometía esta temporada, el final ha sido menos redondo que el de las anteriores temporadas. Esta hubiera sido una gran oportunidad para ver como uno de los héroes principales caía con las consecuentes secuelas del resto del grupo para la siguiente temporada, y así de paso demostrar lo que Thrawn y el Imperio en realidad suponen. La “derrota” del Bendu no pareció ser la mejor manera en que se podía haber llevado. Al igual que en Rogue One, los Deathtroopers no realizan ninguna cosa demasiado destacable.

Pues esto ha sido la tercera temporada, en términos generales ha sido una buena temporada, pero creo que al final no ha llegado a las altas expectativas que muchos teníamos. Thrawn, a pesar de que podía haber mostrado algo más, ha sido muy buen representado y no ha quedado como un villano pelele más. La inclusión de los mandalorianos y la mayor amplitud del trasfondo de Sabine ha sido muy rico. Mas que nadie, la evolución del personaje de Kallus, y el poder ver los primeros pasos de la Alianza Rebelde ha sido de lo más destacable. Por otro lado, quitando Sabine y un poco Ezra (pero menos de lo que se esperaba visto el final de la anterior temporada), la evolución de los demás personajes se ha quedado estancada. Por el medio se queda toda la trama de Maul, que aunque personalmente me parece que ha terminado con un final digno, tal vez se habría podido tratar de alguna otra manera, pero bueno, con personajes de este calado pocas veces se acierta con todo el mundo.

En un par de semanas en la Star Wars Celebration conoceremos algo de lo que nos deparará la cuarta temporada, cosa de la cual estaréis informados al instante, y bueno, en otoño volveremos con más rebeldes, más Imperio, y más reseñas de Star Wars Rebels….

5 Comments

  1. A mí me ha resultado muy curiosa la muerte de Sato al estilo de los kamikazes japoneses en la II Guerra Mundial. Estaba esperando algún guiño después de ver el título que nos lo indicaba y la verdad que ha sido inmejorable. El resto del capítulo muy bueno pero sí que es verdad que menos atrevido que los otros finales de temporada. ¡Gracias por el trabajo!

  2. Coincido totalmente con la opinión. Para mí la mejor temporada de Rebels, y por eso esperaba un final a la altura. Una lástima que no hayan sabido redondearlo con un último clímax. Con ganas de saber qué nos depara la última temporada, y como entronca con Rogue One y Una Nueva Esperanza.

  3. De acuerdo con la reseña. Para mí el capítulo (doble) ha sido de lo mejor de toda la serie. Al fin nos han mostrado una batalla como Dios manda con numerosas bajas rebeldes y donde el imperio muestra que es una verdadera amenaza. Thrawn es el mejor villano de las tres temporadas y me alegra que siga vivo. Espero que sea el principal antagonista de lo que queda de serie aunque seguro que compartirá protagonismo con algún otro villano ahora que Maul no está.
    ¿Podía este final haber sido mejor? SI. Como se expone en la reseña, era algo necesario que alguno de los personajes del elenco principal de protagonistas muriera en estos capítulos para dar un mayor choque emocional y de cara a demostrar frente a la cuarta temporada que esto ya no es juego de guerrilas sino que la guerra de verdad no ha hecho mas que empezar. Era necesario también para igualar un poco el tono de la serie con Rogue One, siempre dentro de lo posible claro.
    Pero bueno,creo que está claro que para la próxima temporada mínimo uno va a caer, seguramente mas, así que esperemos que nos depara el tiempo…quizá el desarrollar mas los personajes incida mejor en su posterior pérdida.
    Por cierto, no se si alguien mas se habrá dado cuenta de las palabras del Bendu cuando dice que quizá la fuerza desee que los jedi y todos los de su tipo mueran…Sabemos que efectivamente unos años mas tarde solo quedará un jedi y los sith quedarán extinguidos. ¿Puede ser un guiño a los últimos jedi?¿Puede que lo que le pasó a Luke en su academia signifique que la fuerza no quiere mas jedi y si otro tipo de orden de usuarios de la fuerza?¿De ahí el título del episodio VIII? Ahí lo dejo.

  4. Este capítulo al igual que el anterior no han cumplido con el hype que levantaron… De no haber sido renovada para una 4ta temporada este pudo ser el final de la serie y viéndolo desde esa perspectiva se queda bastante corto… Creo que incluir a el Bendu fue un error y no matar a un personaje principal también… Pensé que Kanan moriría ya que ese dialogo donde le decía a Ezra que ya no tenia más nada que enseñarle sonaba a despedida eso sin mencionar el poco protagonismo que ha tenido en los últimos episodios.. Mi disculpas a los fans del personaje pero esta serie fácilmente puede seguir sin Kanan y su muerte le hubiera dado este toque épico que siento que le faltó al final de temporada y a la serie de no haber sido renovada…

    Ahora que Kallus fue descubierto poco puede ofrecer a la alianza más allá de algún consejo táctico… Un espía en el corazón del imperio es un recurso invaluable pero como fugitivo y desertor su valor estratégico a disminuido a un simple soldado más a disposición de los rebeldes…

    En resumen este capítulo funcionaria bien como “midseason finale” pero como final de temporada o (de no haber sino renovada) final de la serie no cumple ni de lejos… No hay nada que realmente marque un antes y después para la tripulación del Espíritu y le falta ese toque épico que quizás quisieron darle infructuosamente con el sacrificio del Comandante Sato o la aparición del Bendu y este Thrawn más físico cada vez se parece menos al de la isla del universo expandido (y para mal)… El personaje es el que peor parado sale en este capitulo…

    Cosas que espero para la 4ta temporada:

    * Un final digno para Thrawn (no lo quiero más como villano principal)

    * Jyn Erso como interés amoroso de Ezra.

    * Más personaje de la isla del universo expandido (Mara Jade)

    * Capítulos enfocados en secundarios y que no metan a los principales con calzador.

    * La muerte de Kanan

    * Uno o 2 tripulantes nuevos del Espíritu.

    * Han Solo (aprovechando el tirón del Spin off)

    * Los Freemaker

    * Orson Krennic

    * Dark Vader y su castillo…

    • El capítulo fue bueno sin más. No destacó tanto como el de la temporada anterior, pero supongo que es un final discreto. Discrepo con ElPatoMacho con respecto a lo de Thrawn, creo que el tipo se luce en cada aparición y funciona como villano regular. En este capítulo en específico no contamos con su gran victoria, como hubiese esperado, aunque mientras tuvo el control fue impacable. El Bendu fue un concepto de lo más importante, y creo que pudo dar para más. El desarrollo de los personajes fue casi nulo, exceptuando por Ezra y Sabine, aunque esto ya se sabía por el poster de la temporada en la que sólo se los veía a ellos dos. Y a Chooper, pero el no necesita desarrollo para lucirse.
      Como dije, un final discreto. No fue épico, y eché en falta la muerte de algún principal. Aunque creo que la muerte de alguno de ellos hubiese sido precipitada, ya que dan para un poco más. Fuera de eso, creo que Kallus podría haber muerto, ya que es sabido que Cassian Andor es un Fulkrum. La muerte de Kallus hubiese sido la conexión perfecta. Fuera de eso, mi única pega (y disculpen si soy un poco quisquilloso) es la facilidad con la que Kanan rebana las piernas del AT-AT, aunque reconozco que puede haber una lógica para esto.
      En resúmen, un final discreto para una temporada que demostró un crecimiento en su madurez, tanto para el tratamiento de los personajes como para el tono. La cuarta temporada se viene con temas interesantes: la guerra de los mandalorianos y el cada vez más intenso enfrentamiento entre la Rebelión y el Imperio. Las cartas ya están puestas, s hora de jugarlas.
      Un saludo a todos, y que la Fuerza los acompañe.

Desde este Blog se han detectado transmisiones de Real Fans de Star Wars. Recuerda ser respetuoso y no escribir spoilers. Que la Fuerza te Acompañe.