Quince años de Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones

Este año es el año de Star Wars principalmente por la celebración del cuarenta aniversario desde que se estrenó la película que lo empezaría todo en 1977: La Guerra de las Galaxias. Todos los fans estamos entusiasmados recordando como fue la primera vez que vimos la película, ya fuese en el cine o en VHS según el intervalo de edad (sobretodo de aquellos que nacimos entre los años 70-80) cuando aún teníamos intacta la capacidad de maravillarnos. No voy a pararme ahora a explicar lo que Star Wars significó para mí ni como la descubrí. Para eso os invito a que escuchéis nuestro podcast especial del 40 aniversario de Star Wars. Pero sí que me gustaría rendirle, desde este blog, un pequeño homenaje a otra película de la saga que, obviamente ante el 40 aniversario, se ha quedado relegada a un muy segundo plano y que se estrenó hace quince años, concretamente en mayo del 2002: Star Wars Episodio II. El Ataque de los Clones.

¡WTF! ¡Pero si fue una porquería! ¡Con esa historia de amor insulsa entre Anakin y Padmé! ¡Esos efectos especiales que cantaban y siguen cantando la traviata! ¡Hayden Christensen a la hoguera! y un largo etc.


Bueno, desde luego en algunas cosas estoy de acuerdo. Pero es fácil despotricar sobre esta película a toro pasado sin recordar que veníamos de un Episodio I que fue un auténtico mazazo para muchos fans de la generación de la trilogía original. Aunque es cierto que muchos vivieron su primera experiencia Star Wars con La Amenaza Fantasma (1999), cuando después descubrieron la trilogía clásica, la inmensa mayoría se quedaron bastante sorprendidos de que hubiese tanta diferencia de calidad entre una y otra.  Y la verdad es que en aquellos momentos el panorama era un tanto desolador:  un Anakin niño que no convencía a casi nadie, sobretodo a los que ya habíamos cumplido una edad (¿de verdad ese mocoso era Darth Vader?), un Obi-Wan Kenobi rebajado a aprendiz de un maestro Jedi que no era Yoda (por mucho que nos pudiese gustar Qui Gon Jinn y su “rebeldía Jedi”), unos malosos droides enclenques que no inspiraban ni por asomo el terror de las armaduras blancas de los soldados de asalto, una trama política mal enfocada que lastraba el ritmo de la película, y lo peor de todo: un personaje CGI al que la inmensa mayoría del fandom de Star Wars (y del cine en general) le gustaría moler a palos: Jar Jar Binks. ¡Ah! y los midiclorianos.

Por supuesto el Episodio I también tuvo sus cosas buenas: la carrera de vainas, la batalla final de sables láser, ver a los Jedi en su apogeo y a los Sith conspirando contra ellos y contra la República, Darth Maul y su doble sable láser… etc. Pero, en mi humilde opinión, el principal error que siempre le achacaré al Episodio I es la falta de elementos reconocibles de la trilogía original en la película, concretamente en la ambientación. Esa sensación de universo gastado, sucio, donde se le ven los tornillos a las máquinas, donde en vez de prosperidad se aprecia cierta decadencia, y donde sobretodo asistimos a un enfrentamiento a escala global entre dos facciones enfrentadas por el control del destino de la galaxia entera. Aunque ahora lo podamos negar y la pongamos a caer de un burro, eso fue lo que en su momento nos trajo Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones.

Ya os adelanto que en este artículo mi intención no es hacer una reseña de la película en sí misma, si no más bien de dar un paseo por el recuerdo mientras todos esperábamos ansiosos el siguiente episodio de la saga (tras el chasco que nos supuso para algunos el estreno de La Amenaza Fantasma) haciendo recopilación de las teorías, rumores, trailers, material promocional y alguna curiosidad que fue surgiendo durante y tras la producción de la película.

Situémonos un poco en contexto. Tras La Amenaza Fantasma, una de las preocupaciones de los fans para el siguiente episodio era: ¿quien iba a ser el encargado de dar vida al nuevo Anakin Skywalker?

 El Ataque de los Rumores:

Sabíamos por boca de George Lucas que el Episodio II:El Ataque de los CLones iba a transcurrir diez años después del Episodio I, con lo que estaba claro que a Jake Lloyd (Anakin en el Episodio I) no le iba a dar tiempo suficiente para pegar el estirón y volver a interpretar al futuro Darth Vader, ya que el siguiente capítulo de la saga iba a estrenarse en 2002, tres años después del anterior.  Así que lo que se necesitaba era un chaval joven entre los 19 y los veintipocos años para mostrar a un Anakin adolescente con las hormonas desatadas, en pleno estallido de las Guerras Clon.

Por mucho que La Amenaza Fantasma pudiese gustar/defraudar más o menos, también es cierto que fue un auténtico bombazo en taquilla (y es que aunque a muchos no nos convenciese del todo, aún así fuimos a verla al cine más de una vez) y también es cierto que enganchó a una nueva generación de aficionados. Con lo que para el Episodio II se abrían todo tipo de especulaciones acerca de quien encarnaría al “elegido de la profecía”. ¿Os acordáis del nombre que siempre sonaba en todas las quinielas y que los fans que habíamos sufrido vivido la época de Titanic siempre repudiábamos? Pues sí, efectivamente, Leonardo Di Caprio estuvo a punto de ser Anakin Skywalker. Siempre rumoreado, nunca confirmado. Aunque en la época mientras se rodaba el Episodio II,  a Anthony Daniels se le escapó el lamentar no haber podido trabajar con él, dando a entender que por lo menos el papel fue ofrecido a Di Caprio (cosa que el propio actor confirmó unos cuantos años después).

El caso es que, a finales de 1999, los rumores se disparaban y este arte conceptual en concreto no hacía más que alimentarlos:

Leonardo Di Caprio protagonizaba al Anakin adolescente del Episodio II en el departamento de diseño de Lucasfilm.

Como consecuencia de ésto, comenzaron a surgir fan posters que ponían a Leo como nuevo protagonista de la saga:

Aquí os dejo un trailer falso de la época que se publicó en la web de TheForce.net allá por el 2000 o 2001 con Di Caprio de protagonista y mezclando escenas de La Amenaza Fantasma con otras películas:

Otro actor rumoreado para el papel fue Josh Harnett del que unos fans hicieron este curioso póster y que casualmente guarda un curioso parecido con Jake Lloyd de niño:

Como curiosidad deciros que muchos medios en aquella época (periódicos, revistas y hasta cadenas de televisión) llegaron a anunciar que George Lucas había fichado a Ricky Martin para el papel de Anakin Skywalker. Al igual que la historia de la niña del perro y el bote de mermelada, todo fue desmentido.

El caso es que tras descartarse a Leonardo Di Caprio, se consideraron a varios actores para el papel del Padawan Jedi, entre ellos Collin Hanks, Ryan Philippe, Paul Walker o Jonathan Brandis.  Pero al final el papel se lo llevó un desconocido Hayden Christensen, al que en aquella época tan sólo habíamos visto en papeles secundarios como en Las Vírgenes Suicidas o en La Casa de mi Vida dándole la réplica (y bastante bien, por cierto) a un actor de la talla de Kevin Kline.

El fichaje de Christensen también dio pie a nuevos trailers hechos por fans:


 

Ya iniciado el rodaje del Episodio II: El Ataque de los Clones, con todo el reparto completado (se anunció que volverían personajes como Owen y Beru Lars, así como la incorporación de Christopher Lee encarnando al nuevo villano, Temuera Morrison como un cazarrecompensas mandaloriano y Jimmy Smits como Bail Organa, el futuro padre adoptivo de Leia) se fueron publicando varias imágenes en la página oficial, seleccionadas por el propio George Lucas, para paliar las ansias de los fans. Aquí os dejo unas pocas seleccionadas (una de ellas es de la propia Plaza de España en Sevilla, donde se rodó la llegada de Anakin, Padmé y R2 al planeta Naboo) pero hay muchísimas más que podéis encontrar en la web de Sithnet:

A la vez también sacaron una serie de doce webisodes, en los que el equipo hablaba sobre su experiencia durante el proceso de rodaje de la película:

También dio lugar a un falso documental sobre R2D2 en la que el elenco hablaba de lo que suponía trabajar con el pequeño droide:

¿Recordáis el primer teaser poster? Lucas siempre dijo que el Episodio II trataría de una historia de amor durante el estallido de las Guerras Clon. Cuando salió el primer póster  de la película, el tagline ya nos daba una idea de por donde iban a ir los tiros:

Padmé: No me mires así, me hace sentir incómoda

Otra versión del mismo teaser:

Y el póster definitivo realizado por el Maestro Drew Struzan:

Durante la campaña de promoción sacaron varios posters en los que veíamos a los héroes y villanos de la película con un ejército de Jedi o de clones de fondo:

Con el lanzamiento del nuevo pack VHS de 2001 de la trilogía original (que era la misma versión que la de 1997) se incluyó un pequeño making of del Episodio II para ir abriendo boca:

Por cierto, ¿recordáis el descojone las declaraciones de Ewan McGregor cuando una periodista le dice el título definitivo de la película durante la promoción de Moulin Rouge allá por el 2001? Aquí tenéis el vídeo como curiosidad:

Mientras tanto, la web de StarWars.com también empezó a lanzar los trailers oficiales. Si recordáis el primero de todos, se mostraba una sucesión de imágenes con el único sonido de la respiración mecánica de Vader y una música tenebrosa de fondo:

Posteriormente llegaron el resto de trailers, que ya iban revelándonos ligeramente la trama argumental. El primero se podía ver como extra del DVD-ROM de La Amenaza Fantasma. A través del disco DVD, en una fecha concreta, podías acceder a un determinado punto de la web oficial y ver el primer trailer internacional del Episodio II:

El DVD-ROM también incluía acceso a un trailer llamado “Choices”, que mostraba imágenes inéditas de algunos personajes:

Luego llegaron los trailers internacionales que nos iban haciendo la boca agua:

Mi parte favorita de toda esta campaña publicitaria fueron los anuncios de TV, pequeños spots parecidos a los que habían utilizado con el Episodio I, centrándose en los personajes principales y sus artilugios, con más escenas de acción y nueva música que procedía directamente de la película. Uno de los anuncios más curiosos fue el de Yoda mostrado en la Star Wars Celebration II, que parodiaba el trailer de su otra competidora veraniega: Spiderman (os dejo la grabación filtrada de la época para que comparéis la diferencia con el que se puso más tarde a disposición comercial, en el segundo vídeo, a partir del minuto 05:20).

Si con el Episodio I, el tema central era el fabuloso Duel of the Fates, el Maestro John Williams volvía a cascarse un temazo para El Ataque de los Clones con el tema Across the Stars, una melodía sencillamente fantástica que reflejaba el tono romántico de la relación imposible entre Anakin y Padmé y de la tragedia que les esperaba:

Por cierto, una curiosidad de la banda sonora: fue la primera vez que Williams utilizó los acordes de una guitarra eléctrica para un tema de Star Wars en una de las escenas más dinámicas del film: la persecución en speeder a Zam Wessell (la guitarra empieza escucharse por el minuto 03:15 aproximadamente):

Un apunte más: cuando el texto de apertura se acaba perdiendo en el espacio, con toda la fanfarria inicial, la cámara se desplaza hacia arriba mostrando la órbita de Coruscant. Es la primera (y de momento única) película de la saga que tiene este comienzo, en los demás episodios la cámara siempre se desplaza hacia abajo.

Una referencia curiosa a modo de guiño, fue el cabezazo que se da Jango Fett con la compuerta de su nave, la Esclavo I, tras la pelea con Obi-Wan Kenobi:

Lucas quiso hacer este pequeño guiño al Episodio IV, en la famosa escena en la que tres soldados de asalto entran en la sala de control donde se esconden 3PO y R2, chocando uno de ellos con la puerta (concretamente el de la derecha):

Respecto a la peleas, siempre he dicho que las luchas del Episodio II:El Ataque de los Clones son mis preferidas de las precuelas, ya que son las que más me recuerdan a la trilogía original. Sin contar el enfrentamiento cuerpo a cuerpo entre Obi-Wan y Jango Fett, las luchas de sables no son tan frenéticas como en el Episodio I (y no digamos ya del III), sino que se ven más calmadas, calculando y midiendo cada golpe, sin apenas florituras más allá de algún volteo al sable para añadir un poco más de espectacularidad pero sin excederse:

Me encanta el detalle de Obi-Wan parando los rayos sith de Dooku con la espada de luz. Un movimiento que ya habíamos visto en las novelas de la Trilogía de Thrawn (ahora del Universo Leyendas) con Luke Skywalker deteniendo los rayos de la Fuerza del Jedi loco Joruus C’Baoth. Pero fue en el Episodio II donde lo veíamos por primera vez en pantalla (años después Lucas repitió la jugada con el duelo entre Palpatine y Mace Windu):

En una entrevista, el escritor Timothy Zahn comentó que le encantaba este momento ya que le recordó mucho a la escena que había escrito para su trilogía de novelas.

El Ataque de los Clones también contenía alguna otra referencia al antiguo Universo Expandido:

  1. Cuando Anakin sale a buscar a su madre, se encuentra con unos jawas a los que pregunta donde están los incursores Tusken que secuestraron a Shmi Skywalker. En dicha escena vemos varios tractores de las arenas reunidos. Este encuentro entre los jawas se llama “Reunión de Intercambio”.  En uno de los artes conceptuales para Star Wars, Ralph McQuarrie ilustró este encuentro entre los jawas aunque nunca se utilizaría para la película. Sin embargo, a mediados de los años 90, el escritor Kevin J. Anderson le dedicó un relato en su recopilación Tales from Mos Eisley Cantina: 2. Aayla Secura, la twilek Jedi azul: En una escena de la película, concretamente en el interior del Templo Jedi, los fans que habíamos estado siguiendo la serie regular Star Wars de Dark Horse nos llevamos una grata sorpresa al ver a uno de los personajes del cómic apareciendo en pantalla. Creada por el escritor John Ostrander y la dibujante Jan Duursema, cuando George Lucas vio un arte conceptual para una de las portadas de la serie Star Wars Darkness (de momento inédita en España), se quedó encantado con el personaje y decidió incluirlo en la película a modo de cameo especial, a la que acabaría dando vida la entonces ayudante de producción de ILM, Amy Allen.

3. La Llegada de la Tormenta: Novela precuela del Episodio II, escrita por Alan Dean Foster, que narra el pequeño conflicto resuelto por Obi-Wan y Anakin en el planeta Ansión, al que hace referencia Mace Windu al principio de la película.

Otro de los puntos más climáticos fue la pelea entre Yoda y Dooku. Aunque esto no se vio en la película, la escena del enfrentamiento era un poco más larga e incluía una parte en la que Dooku luchaba contra el pequeño Maestro Jedi con dos sables láser a la vez. Sin embargo sí que llegaron a filtrarse unas fotos promocionales en las que el Sith, en algun momento de la batalla, se hace con el sable láser azul de Obi-Wan:

Lo siento pero de verdad que no he podido encontrar otras imágenes de mayor calidad.

Otra escena eliminada y que siempre he pensado que habría quedado genial incluirla, fue el momento en que Padme Amidala le pone la coraza a 3PO. En la película, vemos a C3PO ya con su carcasa colocada desde el principio, pero esta no era la idea inicial. En su concepción original, el androide de protocolo tenía el mismo aspecto que vimos en La Amenaza Fantasma (con todos los cables y servomotores al aire). Tras la muerte de Shmi Skywalker, Padme trata de animar a Anakin poniéndole la carcasa. Estas escenas fueron rodadas pero nunca llegaron a ver la luz salvo algún pequeño momento fugaz en los extras del DVD y del Blu-Ray:

En vez de esto, tuvimos a C3PO, con su cabeza conectada al cuerpo un droide de batalla de la Federación de Comercio, disparando a los Jedi en el estadio de Geonosis (esa escena SÍ podrían habérsela ahorrado).

Por último y ya para acabar, decir que fue la primera película rodada en formato digital con las cámaras Sony de alta definición, aunque la película francesa Vidocq, grabada con el mismo sistema, se estrenó un año antes. Y añadir que además, fue la primera película de la saga rodada en formato IMAX 35 mm, para cuya promoción utilizaron a Yoda en un póster inspirado en el de la película de serie B, El Ataque de la Mujer de 5o Pies:

Y el resto ya es historia. Ahora nos encontramos en otra época, y es bastante común atacar a esta película (como al resto de las precuelas). Pero lo cierto es que en su momento, El Ataque de los Clones supuso una pequeña reconciliación con el fan de Star Wars que se había decepcionado con el Episodio I. También ayudó el hecho de que tuviese un estreno a nivel mundial, al contrario de lo que pasó en 1999, con el Episodio I, que se estrenó en cines con varios meses de diferencia respecto a Estados Unidos (sin ir más lejos, en España se estrenó en Agosto, cuatro meses después de su estreno en USA).

En este enlace de la web oficial tenéis un pequeño recopilatorio mixto de críticas de aquella época, pero la mayoría estaban de acuerdo en que El Ataque de los Clones superaba en calidad a La Amenaza Fantasma, básicamente porque la trama era algo más madura, con toques detectivescos en la que se reconocían más elementos de Star Wars que en la película anterior, que enlazaban mejor con la trilogía original (el origen del Imperio y los stormtroopers, los planos de la Estrella de la Muerte, primeros pasos de Anakin en el Lado Oscuro… etc.). Además, tal como indica el artículo de StarWars.com, fue una de las películas más influyentes de la saga ya que de ella derivaron todas las series de comics, novelas, videojuegos y animación basadas en las Guerras Clon. ¿Que los fans hubiesen preferido poder ver toda la guerra en pantalla grande en vez de tan sólo el inicio y el final de este conflicto galáctico? Pues quizá sí, pero esa es otra historia… y merece ser contada en otra ocasión.

Y hasta aquí llega este artículo. Como he dicho, no he querido meterme mucho en la crítica de la película, pero quería dedicarle unas palabras a mi precuela favorita (a pesar de sus defectos) en su decimoquinto aniversario. Espero que lo hayáis disfrutado y si creéis conveniente añadir o matizar alguna cosa de este artículo no dudéis ponerlo en los comentarios.

Gracias a todos por estar ahí.

Seguid soñando con galaxias lejanas… y que la Fuerza os acompañe siempre.

Bonus: Vídeo de tomas falsas del Episodio II: El Ataque de los Clones.


 

13 Comments

  1. Varios puntos a destacar:

    1.- Sí George Lucas hubiera contado con los medios tecnológicos para la época esta seria la estética de las trilogía original..

    2.- El tiempo a probado que Hayden Christensen es un mal actor y punto… Sólo hace falta ver su filmografía para darse cuenta de eso… Aunque ni que hubieran puesto a Meryl Streep disfrazada de hombre se lograban salvar los malos diálogos que le dieron a los actores, destacando sobre todo las frases de amor que parecen sacadas de una novela rosa del siglo pasado …

    3.- Es cierto que el episodio II supera al anterior pero si tenemos en cuenta que el Episodio I dejó el listo bien bajo tampoco es un gran merito…

    4.- Esta cinta (más que el episodio I) creo una nueva generación de seguidores de Star Wars (los Real Fans 2.0) que se siguieron alimentando con todo lo relacionado a las Clones Wars (Series de TV, Comic, vídeo juegos, libros, merchandizers, etc.)

    5.- Esta cinta nos dio al Anakin Skywalker que serviría de base para el personaje que tan popular se volvía años despues gracias al universo expandido 1.0 y 2.0.

    • 6.- Muchos opinan que las precuelas debieron empezar aquí y terminar con Vader cazando a los Jedis supervivientes de la orden 66.

      7.- A esta cinta le hace falta un villano a la altura… El Conde Dooku se queda algo corto, tampoco es el Director Krennic pero se queda muy por debajo de Vader o Tarkin, incluso de Dark Maul…

      8.- Es innegable que el Episodio II está dirigida más a un nuevo público que a los fans de toda la vida de Star Wars.

      9.- El final es muy abrupto, parece más de serie de TV donde vas a ver el episodio la próxima semana que de peli donde vas a tardar 3 años en estrenar la secuela…

      • 10.- El proyecto debió ser más coral y no enfocarlo tanto en Anakin y Padme.

        11.- Se perdió una gran oportunidad de usar elementos del universo expandido 1.0 (cuando aun eran canon) lo que una vez más deja en evidencia a quien iba dirigida esta cinta.

        12.- Disney tiene cierta aversión por las secuelas ya que en el universo expandido 2.0 las toca lo que es necesario y poco más…

        Saludos.

      • Si no estás de acuerdo con ninguno de mis puntos entonces por ejemplo piensas que Hayden Christensen es un excelente actor y la mejor elección para interpretar a Anakin Skywalker?

        • en el punto 2 que pusiste de Hayden, es más extenso que eso, por eso no estoy de acuerdo con ese punto, porque abarcas más cosas. Sí es cierto que Hayden no me gusta mucho como atúa, pero de ahí a decir esas cosas pues…

          • Ya va que no me queda claro… dices que no te gusta como actúa pero no estas de acuerdo en que sea un mal actor… Tampoco estas de acuerdo con que la historia de amor contiene unos diálogos pésimos… ¿ A ti te gustaron? Será que existe una nueva versión del Episodio II que yo no he visto…

  2. Y otra cosa que es un poco off topic pero también está relacionada con el tema es que Rogue One aunque no las vendieron como un spinoff, no es realmente una precuela?

  3. El Episodio II es quizás también mi película favorita de las precuelas, tiene sus pros y sus contras:

    Pros: personajes muy buenos como el Conde Dooku, Mace Windu, la tarama detectivesca de Obi Wan y Jango Fett, la batalla con éste en Kamino, la batalla de Geonosis, vemos por primera vez en el Cine decenas de Jedis peleando juntos, vemos a Yoda por primera vez pelear, esos duelos de sable laser son muy buenos Vs Dooku, ambientaciones cojonudas como la persecución del Esclavo I por el campo de meteoritos, Kamino como planeta etc., la BSO del maestro es cojonuda también.

    Contras: Hayden Christensen es una de las peores elecciones de casting que vi en mi vida en el Cine, los diálogos de la historia de amor son penosos, la dirección de Lucas en general es lamentable, no saca partido a los actores y los FX cantan por todos lados.

  4. Considerándome como me consideraba una fan antiprecuelas, desde hace un par de años más o menos las estoy empezando a ver con otros ojos. Para mí siguen siendo “peores” películas que las originales pero me di cuenta que les pedía tanto por tener en ellas el sello ‘Star Wars’. Como películas de acción son cojonudas y es al querer verlas todas juntas cuando I, II y III se me caen un poco, tanto visual como argumentalmente. Espero que nuevas películas como la de Han o el ep. VIII (Rogue One ya lo hizo para mí incluyendo a Bail, por ejemplo), consigan darle a la saga una nueva riqueza visual que haga que me crea por fin que todo es ‘Star Wars’.
    En cuanto al episodio II en sí, soy de las que piensan que está por encima del I, aunque muchísima gente la tiene como la peor película de todas por culpa de la trama romántica y el exceso de CGI. A mi me gusta mucho más. Ver a Yoda luchar creo que fue un acierto pese a que tampoco gusta mucho entre los fans y ver el comienzo de las Guerras Clon es un punto más a su favor. Me encantó ver la granja de los Lars y Ewan McGregor sale más en pantalla (eso siempre es un punto a favor).
    En definitiva, que vivan las precuelas, leñe! Que viva Star Wars! Y que viva Paco Villa por este extenso material que nos acaba de ofrecer!
    Saludos! 😉

  5. Enhorabuena Paco Villa! Tremendo trabajo de documentación.

    Pese a lo críticos que hemos sido los aficionados con las precuelas, trabajos como este tan bien articulados y cargados de detalles e información, no son si no la evidencia de que Star Wars es más que una serie de películas. Si no, ¿cómo se explica la dedicación que muestra este artículo o los podcasts dedicados a los Episodios I y III? Por cierto, queda claro que nos falta un podcast dedicado a esta película y a todo el universo expandido que la rodea (guiño guiño).

    En mi caso solo decir que no puedo ser objetivo. Desde que vi a principios de los 80 “La Guerra de las Galaxias”, este universo ha pasado a ser algo muy importante en mi vida. Por este motivo, cargo con la “tara” de perdonarle al abuelito Lucas todo los desaguisados que realizó. Tras el Episodio I y la entendible decepción (aún así tiene grandiosos momentos y personajes que serán largamente recordados) el Episodio II me encantó… (sí, llamadlo síndrome de Estocolmo) Ya sé que tiene diálogos sonrojantes, CGI por un tubo y la dirección de actores se quedó entre algún colmillo del todo poderoso Sarlacc, pero… es Star Wars (podéis empezar a disparar) y para mí era reencontrarme con un sentimiento y unas sensaciones que me acompañan desde muy pequeño. He tenidos varias broncas de bar con amigos aficionados (bueno, de las pelis y punto) defendiendo las precuelas y sabiendo que defendía a veces lo indefendible, pero qué coño, sí hay recompensa que compense esto y es disfrutar de este universo acompañado de rebel scum como vosotros.

    Gracias por estos artículos, por el Blog y por el Podcast! Gracias Fosa, que la Fuerza os acompañe… siempre!

Desde este Blog se han detectado transmisiones de Real Fans de Star Wars. Recuerda ser respetuoso y no escribir spoilers. Que la Fuerza te Acompañe.