Extracto de Journey To The Rise Of Skywalker: Resistance Reborn

La web oficial de Star Wars ha publicado hoy un extracto de la próxima novela de Star Wars previa al estreno del Episodio IX escrita por Rebecca Roanhorse con el título Journey To The Rise Of Skywalker: Resistance Reborn.

Sinopsis:

Comprar en Amazon

Los restos de la Resistencia deben recoger sus pedazos y retomar la lucha contra la Primera Orden. Sin embargo, si su esperanza es sobrevivir, la Resistencia debe viajar a través de la galaxia a la búsqueda de más líderes. No será fácil.

Star Wars Resistance Reborn

Aquí el extracto de una conversación de Leia con Rey:

Un dolor agudo en la sien interrumpió de golpe los pensamientos de Leia. Cerró los ojos en un dolor repentino. El droido médico dijo que estos dolores de cabeza eran un efecto secundario del proceso de curación. Ella esperaba que le durasen unas pocas semanas pero entre los dolores, la pesadilla de estar perdida en el espacio y la pena por la pérdida de sus amigos y familiares, Leia estaba exhausta. Lo que daría por un momento de relax y seguridad, unos pocos días o incluso unas pocas horas, sabiendo que todo iba salir bien.

– ¿General Organa?

La voz venía desde detrás y Leia se giró para ver a Rey de pie en la puerta. La chica llevaba una versión del mismo traje de chatarrera cuando la conoció por primera vez, sólo que ahora Leia reconoció algunos toques de influencia Jedi en su atuendo. «Está cambiando» pensó Leia pero todavía tiene algo de Jakku que no se desprende. Quizá eso no era justo.  Quizá Rey sencillamente se aferraba a las cosas que conocía en un mar de caos, como hacían todos los demás. Hablando de sencillez, Rey traía una taza humeante en sus manos y cuando vio que Leia se dio cuenta, se la acercó.

– Le traigo una taza de te galanteano – dijo Rey.

– ¿Lees la mente? – dijo Leia sonriendo.

– ¿Qué? ¿Cómo un Jedi? Yo… yo no…

– Estaba pensando en cuanto me apetecía una taza de te – dijo Leia ahorrándole a Rey su torpe excusa. – No hay nada de Jedi en eso. Solo…- instó a  Rey a que se acercase – una agradable sorpresa. Gracias. Y por favor llámame Leia.

Rey asintió, aliviada y se apresuró a darle la taza. Leia la cogió. El olor inmediatamente llenó su nariz y podía notar cómo los músculos de sus hombros se relajaban.

– Puedo traerle algo más fuerte si quiere – dijo Rey apuntando a la cocina de donde obviamente venía. – Creo que Chewbacca guarda un poco de café ahí.

Leia soplaba el brebaje caliente, extrayendo pequeños hilos de humo que flotaban en el aire.

– Me sorprende que tuviera esto.

Ah, pero probablemente no fue Chewbacca el que guardó una reserva de te galanteano en el Halcón Milenario. Pero Han… ay Han… también se había ido.

– Y te he puesto triste – dijo Rey advirtiendo la mirada en el rostro de Leia.

– Tú no – la corrigió Leia – La vida. Esta guerra. Tú eres una luz en la oscuridad – dijo invitándola a sentarse a su lado.

– No quería molestar. Sólo te oí y me pareció que necesitabas el té.

– Bueno, acertaste e insisto en que te quedes. Me vendría bien la compañía y me pones nerviosa quedándote ahí de pie. Por favor – hizo el gesto al sillón de nuevo y esta vez Rey se sentó deslizando las manos bajo sus muslos y sonriendo nerviosa. – Eso es – dijo Leia pacientemente esperando que la chica se relajase – ¿No es mejor así?

Rey asintió. Las dos permanecieron en silencio mientras Leia sorbía el te y Rey echaba un vistazo a por toda la habitación para luego fijar la vista en el panel de comunicación. Leia le siguió su mirada errante.

– ¿Por qué no estás durmiendo como todos los demás? – preguntó Leia.

– ¿Yo? Bueno no he dormido mucho estos últimos días – dijo Rey tranquilamente – Demasaidas cosas en mi cabeza.

– Sé lo que se siente.

Rey se removió en su asiento, mirando todo menos a Leia. Vaya, pero esta chica es muy nerviosa. No parecía nerviodsa cuando se conocieron antes. Pero había pasado mucho desde entonces, o quizás es que algo la perturbaba.

– Rey… – empezá a decir Leia.

– Oí que hablabas con alguien. – dijo Rey rápidamente – ¿Has podido encontrar a nuestros aliados?- –

– Todavía no – dijo Leia – Esa llamada era de un par de pilotos a los que tengo explorando. Pero, y espero que no me malinterpretes, necesitamos algo más que pilotos. Necesitamos liderazgo. Los pilotos son cruciales, pero la Primera Orden mató a Holdo Ackbar y los demás- dijo suspirando, con fuerte pena en sus huesos. Los llamó líderes, sí, pero también eran amigos. Gente a la que había conocido la mayor parte de su vida ahora ya no estaban. – Necesitamos estrategas, pensadores, gente con medios y ganas para hacernos avanzar hacia delante. Para inspirar a otros a hacer lo mismo.

– No los conocía – admitió Rey.- Lamento su pérdida.

– Todos hemos surido pérdidas – dijo Leia asintiendo.

Finalmente Rey la miró a  los ojos, queriendo formular una pregunta. «Quizá quiere hablar de Luke» pensó Leia. Hablamos de él, pero brevemente. Sólo un acuerdo de que al final murió en paz. Pero entonces Rey dijo:

– Kylo Ren. Es tu hijo…

Ah. Leia asintió y bebió de su taza ahora fría. Rey se revolvió incómoda en su asiento.

– ¿Qué le pasó? – preguntó finalmente – Me refiero… ¿cómo se pasó al Lado Oscuro? él empezó en la luz ¿no? Me contó una historia de Luke y su entrenamiento. Supongo que necesito entenderlo.

– Y yo también.

-¿Entonces no lo sabe?

– Creo que deberías preguntar a Ben qué fue lo que le pasó.

– Él quería que me uniera a él pero no pude. Pensé que podía ayudarle pero sólo quería que fuera como él.

El rostro de Rey se endureció y Leia pudo ver el dolor ahí grabado. La chica se preocupó por Ben y él la decepcionó.

– Ben ha tomado su decisión – dijo Leia. – Nadie puede salvarle salvo él mismo. Y no sé si eso es lo que él quiere.

Rey asintió, tocándose la mejilla. – Lo sé, quiero decir, racionalmente lo sé. Pero supongo que mantenía la esperanza.

– La esperanza es buena – dijo Leia con tono amable y comprensivo. – La esperanza es importante y a veces es todo lo que tenemos. Pero ¿qué tiene que ver la esperanza con ser racional? – acercó su mano y Rey la tomó juntando su palma con la de Leia y apretándola.

– No sé como voy a hacer esto – suspiró Rey con calma.

– Pero lo harás – dijo Leia con voz un poco más alta acompañada de firmeza – Y no estarás sola. Todos estaremos aquí contigo.

Rey parecía calmarse, y asomó una leve sonrisa, la primera desde que ella llegó.

Un zumbido empezó a sonar en la consola y Leia contestó. 

– ¿Hola? Identifícate.

– ¡General Organa! ¡Aquí Poe!

– Poe – se giró ligramente de espaldas a Rey – ¿Donde estás? ¿Cual es tu situación?

– Ikkrukk. Por poco pero el Escuadrón Negro lo resolvió. Cero bajas aunque a Jess y a Suralinda les han dado fuerte. Pero puedo informar que Grail City es segura. Hicimos huir a la Primera Orden.  

Por fin, una pequeña buena noticia. 

– Maravilloso Poe. ¿Y la Primera Ministra Grist? ¿Está bien?

Un momento de estática y despuñes Poe regresó:

– Puedo confirmar que sí. La Primera Ministra Grist sobrevivió y nos ha invitado a una fiesta.

Leia intercambió una mirada con Rey, quien le devolvió una pequeña sonrisa.

– Poe ¿Puedes hacer algo por mí?

– Lo que sea General.

– Ve a la fiesta de Grist y cuéntame cual es la actitud de los invitados respecto a la Primera Orden.

– Bueno, considerando con la Primera Orden les atacó supongo que no estarán muy contentos con ellos.

– Quizás no públicamente. Tendrás que ver más allá de sus palabras, Poe. Estate alerta por las cosas más sutiles. Fíjate quien no critica aún a la Primera Orden o quien le critica demasiado alto como si demostrasen sus lealtades. Fíjate en quien no está en la fiesta. ¿Alguno de ellos se pronunció abiertamente respecto a a facción separatista?

Hubo un momento en el que Poe claramente hablaba con alguien más y entonces dijo:

– No puedo confirmarlo. Pero estaré al tanto.

– Hazlo. Y mira si Grist está convencida de unirse a la Resistencia. Para empezar, esa es la razón por la que el Escuadrón Negro fue allí. Llegasteis en el momento justo, así que vamos a comprobar si os ha servido de algo. 

– De acuerdo. ¿Algo más, General?

– Sí. Diviértete. Has sobrevivido a la batalla y aún vives para contarlo. Asegúrate de disfrutarlo. 

– Volar es toda la diversión que necesito pero tomo nota, General. Recibido.

– Y hazme saber a donde se dirigirá después el Escuadrón Negro. Grail City es un triunfo, pero tenemos que ir más allá.

– Recibido. Poe fuera.

La transmisión se apagó y Leia se echó hacia atrás un poco mientras el respaldo de la la silla crepitaba bajo su peso.

– Esto es bueno ¿no? – dijo Rey, sorprendiendo a Leia. Se había olvidado de que la chica estaba ahí, estaba muy tranquila.

– Sí, lo es – dijo Leia. – Pero sólo es una gota en el cubo para lo que necesitamos.

– Pero cada gota cuenta ¿no? Una gota de aquí y de allá y antes de que te des cuenta, tienes un océano.

Un océano. ¿Qué podía saber una chica que creció en Jakku sobre oceanos? Pero Leia dijo:

– Me gusta tu forma de pensar Rey. Sí, tienes razón. No hay que minimizar lo que Poe y su Escuadrón Negro han conseguido. Ahora, ¿Por qué no descansas un poco?

Como un resorte, la boca de Rey bostezó.

– Sí, quizá debería. Estaba trabajando en el compresor. La humedad de Ach-To provocó la condensación en la cubierta. Tengo que limpiarlo, encontrar la fuga y sellarla… – cerró los labios – Seguro que no le interesa – y se levantó.

– Al contrario. Me alegra que cuides tan bien de la nave de Han – Leia levantó la taza. – Gracias otra vez por el te. 

Rey asintió y se fue.  

Ach-To. Por supuesto. Allí fue donde Rey encontró a Luke. Quizá la chica sabía algo sobre oceanos después de todo. Y quizás aquello fuera una lección para Leia también.

Sacudió la cabeza, arrepentida y se giró hacia la consola de comunicaciones. Un intento más, se dijo, y entonces seguiría el mismo consejo que le dio a Rey y se iría a dormir. Hoy eran unas gotas, pensó, y mañana podría ser un río. Y quizá, con el tiempo, un enorme mar que podría enfrentarse a la Primera Orden. Parecía improbable, pero lo improbable era lo único que ella tenía.

Miró su lista de aliados, comenzando desde el principio.

Star Wars Resistance Reborn se publica en Estados Unidos el 5 de noviembre. Mientras que en España, tal y como nos confirmó la editorial Planeta, su publicación está prevista para el mes de diciembre.

Fuente: StarWars.com


2 Comments

  1. Uy, Rey hablando con la suegris del novio, jajaja. Es broma. Pero está bastante interesante ver cómo ha quedado la galaxia tras Los últimos jedi. Se nota que Leia está desesperada por encontrar apoyos donde sea.

    Éste cae seguro en diciembre, pero en noviembre lo pillo en inglés fijo.

    Muchas gracias por tomaros el tiempo de transcribir el extracto y hacernoslo llegar.

    Un saludo.

Desde este Blog se han detectado transmisiones de Real Fans de Star Wars. Recuerda ser respetuoso y no escribir spoilers. Que la Fuerza te Acompañe.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.