Secrets of the Empire: A Real Star Wars Experience

Bajo las órdenes de la joven Rebelión, tu equipo viajará al planeta volcánico Mustafar. Tu misión (si decides aceptarla) es recuperar una valija imperial que contiene datos vitales para la supervivencia de la Rebelión. Acompañado por el siempre pragmático droide imperial K2SO, tu equipo deberá infiltrarse en las instalaciones imperiales y sortear los peligros que les aguardan tras cada esquina. Oculto bajo la coraza de un Soldado de Asalto, hazte con un bláster, resuelve los retos y lucha contra enormes monstruos de lava en un esfuerzo por cumplir las órdenes de la Rebelión.

En 1995, el primer FPS (First Person Shooter) basado en Star Wars hizo las delicias de los fans que, en aquellos años de sequía, apenas tenían algunos libros y comics para volver a sumergirse en el universo de la Guerra de las Galaxias. Se trataba de Dark Forces y seguía las aventuras del mercenario Kyle Katarn: desde el robo de los planos de la Estrella de la Muerte a su enfrentamiento con las Dark Forces imperiales. Más de veinte años han pasado desde aquella aventura, pero por primera vez, algunos pudimos adentrarnos en una historia de Star Wars en la que los ojos del protagonista eran los nuestros, a través de un monitor de 17 pulgadas.Pero ahora, más de veinte años después, ese monitor se ha transformado en un visor justo frente mis ojos, el ordenador está a mis espaldas, y esa misión no va a resolverse a golpe de clic; más de veinte años después, volvemos a sumergirnos en el universo de Star Wars como nunca antes hemos visto, porque esta vez tú eres el protagonista y el universo se expande ante tus ojos. Más de veinte años después multitud de tecnologías se unen para etregarnos lo que para mi es sin lugar a dudas, la experiencia que más te acerca al universo de Star Wars hasta la fecha y un vistazo al futuro del entretenimiento que está más cerca de «Ready Player One» de lo que nos podemos imaginar.

Acompañanos en esta Historia de Star Wars que, por cierto, además de ser entretenida ES CANON. Así que si lo que quieres es disfrutar de esta experiencia con todas las sorpresas incluidas…

3D LED Star Wars Luz de noche, Lámpara de ilusión Death Star + R2-D2 + Millennium Falcon, Tres...
  • 3 SYMBOLES DE LA GUERRE DES ÉTOILES: Étoile de la mort +...
  • 3D DISEÑO CREATIVO: Esta iluminación visual creativa en 3D...
  • 16 COLORES y 3 MODOS: Esta lámpara de luz regulable en 3D...

NO SIGAS LEYENDO, SPOILER ALERT!

A eso de las seis de la tarde de un día (para variar) lluvioso, llegamos al centro comercial Westfield en Startford, Londres. Subimos a la primera planta, en busca del recinto donde nos espera Cassian Andor para nuestra primera misión de la Rebelión. Nuestra cita es a las seis y media, por lo que nos tomamos nuestro tiempo para dejar nuestros abrigos, mochilas y demás en el guarda-ropa. Recogemos nuestros pases y entramos en una sala donde recibimos una retransmisión del controvertido agente de la Rebelión.

Cassian Andor está bajo asedio por lo que no dispone de mucho tiempo. Ha enviado a su fiel droide K-2SO a nuestra posición para transportarnos a un recinto imperial donde debemos recuperar algo de vital importancia, pero antes de completar las instrucciones el imperio consigue acceder al recinto rebelde desde donde emite el capitán y las transmisiones se ven interrumpidas.

Es hora de pasar a la acción; somos equipados con una chaqueta que carga el ordenador donde se realiza la magia y unas gafas de Realidad Virtual que se encargarán de hacer realidad esa magia. Bajo el visor, pero no veo nada. Una luz me ciega y cuando miro al frente, donde estaban mis amigos ahora hay tres soldados de asalto.

Bajo la cabeza.

Miro mis manos.

Comienza la magia.

¿Veis esos asientos? Ahí es donde viajamos bien sentaditos a nuestro destino

Al mover mis brazos veo que son las de un soldado de asalto. Mi primera impresión es una mezcla entre excitación y decepción. Excitado por estar en el universo Star Wars, decepción porque percibo algo de lag en mis movimientos. Pero eso desaparece en unos segundos, cuando el resto de escenario se mapea delante de nosotros y lo que antes era una puerta metálica se abre, K-2SO está tras ella y nos invita a entrar a su lanzadera. Allí está el droide y un piloto rebelde también disfrazado de soldado imperial. Toda precaución es poca.

Una vez dentro, la lanzadera salta al hiperespacio, podemos sentir como tiembla todo bajo nuestros pies. Pellizcame, no puedo creerlo, acabo de saltar a la velocidad de la luz y lo HE SENTIDO.

Llegamos a nuestro destino

Creedme, en Mustafar hace calor…

No se nos permite acercarnos más a las instalaciones imperiales, al parecer son de alta seguridad y no todas las lanzaderas imperiales reciben permiso de abordaje. Un pequeño esquife de Mustafar viene a recogernos en pleno vuelo; las puertas de la lanzadera se abren y pasamos por una pequeña pasarela a esa plataforma. La sensación de vértigo es impresionante, el calor asfixiante, y el olor a quemado invade nuestros sentidos. Un momento, ¿me estoy imaginando todo esto? No, el calor es real, las sensaciones son reales…

Volamos hacia el centro imperial y entramos en la base, al parecer no somos más que reclutas y ni siquiera tenemos armas. Así que pasamos por unos cuantos pasillos y llegamos a un lugar donde se encuentran una serie de rifles de asalto. Nos equipamos con ellos y nada más tenerlos en la mano pasamos a la acción. Comenzamos a movernos por la estación, pero somos descubiertos y no nos queda más remedio que abrirnos paso a tiros por diferentes habitaciones hasta que al final somos acorralados por los imperiales en una especie de balconada.

Hay imperiales por todas partes y comenzamos a disparar por doquier. De repente, noto algo en mi costado izquierdo, «debe ser algún espasmo» -me digo. Vuelvo a notar otro y giro mi cabeza, ¡estamos siendo disparados desde el lado izquierdo! ¡Y sentimos los disparos! Salgo de mi asombro y comienzo a disparar y cubrirme tras el muro de la balconada, comenzamos a organizarnos… pero cuantos más imperiales disparamos, más acuden a la zona.

Nos estamos viendo superados, pero en ese momento, unas criaturas emergen de la lava de Mustafar y se deshacen de unos cuantos imperiales. Esos bichos comienzan a acercarse a nosotros peligrosamente así que abrimos fuego. El más grande consigue acercarse peligrosamente pero concentramos todo el fuego sobre él y conseguimos hacerle retroceder. ¡Ha ido por los pelos!


Conseguimos entrar de nuevo en el recinto, bajamos por un ascensor y llegamos a un lugar cerrado, una especie de sala de control Imperial donde tenemos que introducir unos códigos para conseguir acceder a la bóveda donde se encuentra la valija que debemos interceptar. K-2SO nos informa de que debemos introducir los códigos siguiendo un patrón concreto, pero dispone de varios patrones y no sabe cuál es el válido. Somos descubiertos por el Imperio una vez más, así que mientras uno de nosotros se queda atrás lidiando con los códigos de seguridad, los demás nos enfrentamos a los soldados de asalto. Notamos los disparos, sentimos ráfagas de gas explotando a nuestro alrededor y finalmente conseguimos introducir la secuencia correcta.Conseguimos acceder al recinto imperial y en ese momento nos damos cuenta de que la valija que estamos buscando es un contenedor que está siendo transportada por un gancho a otro lugar, K-2SO nos dice que disparemos al gancho y eso hacemos. Conseguimos soltar el contenedor y este cae al otro lado del recinto, donde no podemos acceder a el. Pero en ese momento el piloto que nos acompañó a Mustafar en un principio se dirige a la valija y la abre…

(Recuerda, SPOILERS AHEAD!)

El piloto abre el contenedor y dentro de él se encuentra un sable de luz. Pero no un sable de luz cualquiera, si no lo que se conoce como un Proto-Saber, su diseño es parecido al de una espada con sus gavilanes, aunque no como la espada de Kylo Ren (en la que son usados como ventilación), y una especie de hojas metálicas en forma de espada pero dejando un hueco en el medio por donde la hoja láser se desplegaría.

Interpretación artística del Proto-Saber realizada por @Venamis para Star Wars Explained

Pero la alegría por la victoria dura apenas unos minutos. Una exhalación metálica consigue hacer el silencio en toda la cámara y el eco de unos pesados pasos solo se ve enmudecido por latidos nerviosos. Un sable de luz carmesí ilumina el corredor y lo que antes era oscuridad se tiñe de rojo sangre. El señor oscuro está aquí. No debería sorprendernos pues estamos en el planeta que el considera hogar. El sable carmesí vuela frente a nosotros para acabar estrellado contra el pecho del piloto rebelde bajo la coraza imperial y ambos, sable carmesí y Proto-Sable vuelan a las manos de Darth Vader.

Pero un largo vacío nos separa del Señor Oscuro y nos creemos a salvo. Eso le dentendría.

Ilusos.

Mueve su cabeza hacia nosotros, y comienza a extender una plataforma bajo sus pies mientras se acerca lenta pero firmemente hacia nuestra posición. Nosotros abrimos fuego con todo lo que tenemos. Ni uno solo de nuestros disparos se estrella contra el Sith y justo cuando está a punto de llegar a nosotros… K-2SO estrella el transporte contra el edificio y dispara al señor Oscuro, comprándonos el tiempo que necesitamos para escapar de las instalaciones y saltar al hiperespacio… a salvo… para luchar por la Rebelión un nuevo día.

El Proto-Saber

Ya en el Star Wars show de principios de año pudimos ver un pequeño avance sobre la experienca en Realidad Virtual. Además, entrevistaron a David S. Goyer, el guionista de Secrets Of The Empire, y en ella nos adelantaba algún que otro dato sobre este Proto-Saber:

Este objeto será llamado de ahora en adelante el Proto-Saber. La idea es la de tener una especie de prototipo de Sable de luz y quién sabe si se abrirá paso en otros medios, ya sabes, en el universo Star Wars.
– David S. Goyer, escritor de Secrets of the Empire

No es que sea la primera vez que vemos Sables de Luz antiguos en el universo Star Wars, el diseño del sable de Kylo Ren se remonta a miles de años antes de la Guerra Civil Galáctica, durante el conflicto entre los Jedi y los Sith en Malachor.

En Leyendas, encontramos algunos ejemplos de sables de luz muy primitivos en Relatos de los Jedi, donde estas espadas tienen que ir conectadas a una batería para que funcionen.

También en el videojuego «The Old Republic» se presenta el que se consideraría como el primer sable de luz creado por los Je’daii, aunque lo que se ve en el juego es la empuñadura y no existe ninguna batería, pues ha sido adaptada a la nueva tecnología de los sables de luz.

Consideraciones Finales

The Void, Lucasfilm y ILMxLab se unen para entregar una experiencia que es inolvidable y desde luego un paso en firme en cuanto a lo que la tecnología Virtual puede dar de sí. Si es tu primera experiencia en RV, creo que vas a salir encantado, «alucinando pepinos» de ahí. Si ya has disfrutado antes de este tipo de entretenimiento (como las Trials of Tatooine o cualquier otro juego), vas a disfrutar también aunque el impacto es menor: los reducidos espacios hacen que sea dificil rastrear todos esos pequeños movimientos y a veces hay un pequeño desfase entre tus movimientos y lo que se ve plasmado en el juego.

Pero todo esto, para el fan de Star Wars, no son más que minucias, pues te verás introducido de lleno en un transporte imperial, en una base en Mustafar, rodeado de soldados de asalto… y eso es algo con lo que siempre hemos soñado. Además, compartir esta experiencia en equipo lo hace aún más inolvidable. El precio es algo elevado para el tiempo que dura, son unas 35 £ por persona por unos 20-30 minutos de juego. Pero, al menos para mí, han merecido la pena.

Esta atracción está en Londres por tiempo limitado, aunque de forma permanente en EEUU. No olvides visitar la web oficial si deseas más información.


Sé el primero en comentar

Desde este Blog se han detectado transmisiones de Real Fans de Star Wars. Recuerda ser respetuoso y no escribir spoilers. Que la Fuerza te Acompañe.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.